1.1.08

Un día en la Cueva del Barro

Esta mañana, para celebrar la entrada del año, hemos vuelto al sitio ése, el Campus, más concretamente a una parte que se llama la Cueva del Barro. Dice el Canalla que cuando él era pequeño (como si ahora fuera muy grande, el tío) venía en bicicleta con los amiguetes y se subían a lo alto de la cueva a contar historias sobre los peligros que entrañaban las interioridades de la cueva en cuestión, si alguién había visto serpientes (culebras, que viene a ser lo mismo), y si realmente los pasadizos llevaban hasta varios kilómetros más allá o no. Pero aquello es de la época en la que allí no había ni Campus, sólo campo. Vamos, historias de abuelo Cebolleta.

Nosotros, excitados de escuchar esas historias, hemos recorrido los alrededores de la cueva (ahora recubiertos de cesped) y nos hemos subido a inspeccionar esas rocas, porque lo que es por los interiores de la cueva no hemos entrado. Bueno, el Cano casi lo hace el muy bestia, pero sin querer, porque se ha pegado un buen zamarrazo y casi se cuela para dentro de la cueva de verdad.

Serpientes, o culebras, no hemos visto ninguna, pero sí que hemos visto un gato y hemos tratado de seguirle el rastro, sobre todo el Cano, que es el que más manía le tiene a los gatos. Dicen el Canalla y la Linda que yo tengo algo de gato, que lo mismo en mi vida anterior (no se refieren a cosas del Karma, sino de antes de que me abandonaran en la calle) yo debí de vivir con gatos o algo así, porque ahora hago cosas de gato y no me altero apenas cuando nos tropezamos con un gato por la calle. No sé, yo es que no recuerdo nada de eso pues, como sabrán vds., los cánidos no tenemos demasiada buena memoria para lo que son las historias del pasado. Bueno, creo que casi mejor así.

En fin, pues les dejo unas imágenes, correteando por los alrededores de la cueva, y ya en la cueva siguiendo el rastro del gato.

4 comentarios:

Girasol dijo...

Hey Peludo & Cano,
Ustedes si que tienen una velocidad increible. corren por el cesped y la subia veloz a las rocas me ha sorpendido.
Feliz año nuevo para ustedes y sus humanos.

Verdi y Gaucho tibetano en Madrid dijo...

hola pelu y cano
ya volvimos
feliz 2008..
sabes el gaucho tambien tiene algo de gato, se ha pasado 10 dias jugando con 2 gatas..
lo que digo.. que cruzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz
nos leemos amigo

Nano Frontera. dijo...

Pero son de carrera y encima de carrera con obstáculos, buenísimo chee y las orejas flameantes del Cano jajajaja patita amigos guau guau

peñalver dijo...

Buenas!!! yo me estoy dedicando a explorar la cueva y a topografiarla para la federación de espeleologia de la región de Murcia.
En mi blog tengo algún vídeo y algo mas de información.
Tambien de la famosa sima de la muerte de Monteagudo, que segun dice lleva hasta la catedral de Murcia.

https://ecopirenaico.blogspot.com.es/