26.10.04

La bolsa de la basura

Cuando la veo salir de su verde cajón
Mi rabito se mueve alegre, contento
Me altero, me turbo, me lleno de emoción
Y un placer me remueve todo por dentro

Mis humanos en ella guardan con usura
Todo lo que les sobra cada día del plato.
Preciados tesosos en la bolsa de la basura
Que olisqueo con esmero de rato en rato

Aullo, doy saltitos y preparo mis paticas
Esperando deben estar las lindas perricas
Loquitas sólo de ver cómo me meneo
Es la hora. Ya llegó mi preciado paseo

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Duende

Peludo poeta!!!!! este perro es una monada :)

Anónimo dijo...

Duende

Peludo poeta!!!!! este perro es una monada :)

Chavalina dijo...

Buenísimo!!!
Buenísimo, en serio, jejeje, de lo mejor!
Este Peludo no tiene precio; ten cuidado pequeñín que como te pille tu amo va a patentar tu arte y hacerse rico a tu costa...

Aprovecha ahora y haz como el perro del anuncio de la primitiva...

Anónimo dijo...

Pues a mí estas cosas de la poesía y demás, y algunos post, me recuerdan a Diario de un gato siamés...