21.4.05

Despatarrar

Una de las cosas que más mola cuando se echa uno la siesta con los humanos es poder relajarse hasta extremos insospechados. Vamos, lo que se dice despatarrarse vivo.

Como vds. saben, los perros somos de naturaleza vigilante, y pasamos buena parte del tiempo en tensión y plena vigilancia, no sea que le vaya a pasar algo malo a nuestros humanos o, lo que es peor, a nuestra comida.

Sin embargo, a veces uno consigue tumbarse un rato a la bartola, acurrucado en el regazo de ellos. En ese momento, en el que uno se siente protegido del todo, es cuando puede dejar que el cuerpo adopte posturas relajantes a su aire, sin hacer el más mínimo esfuerzo. Que cada cada parte del cuerpo vaya para donde tenga que ir.

Y son más buenos los sueñecitos que le entran a uno ahí... Bueno, de hecho, yo, cuando duermo muy muy profundamente tengo sueños, y dicen mis humanos que ladro en sueños. Pero eso, eso es otra historia...


Me despatarro vivo
Qué gusto da relajarse y despatarrarse vivo

2 comentarios:

pipa dijo...

de Pipa:

Ah, despatarrarse, qué mágnifico placer!!!!!

Verdi el perro dijo...

Pelu pues yo tambien, aunque en el regazo de la bípeda que me cuida no puedo, peso 21 km la aplasto. Pero a veces cuando se acuesta y se pone a leer, me subo a la cama y me hago un bollito junto a ella, mientras me mima detras de la oreja y me quedo frito.´
Yo tambien ladro cuando duermo y me han dicho que una vez aulle.
patita