1.9.05

La ruta

Veo que Verdi y Frodo nos cuentan cómo es su paseo habitual. Siguiendo su ejemplo voy a enseñarles yo el que solemos hacer. Bueno, uno de ellos, porque es que hay varias versiones. Una es la express mañanera, que es muy corto y muy rápido. Otra es la versión Sur-zona Bobby, para la que llevamos el kit de supervivencia callejera, y por donde conocí también a Patachula. Otra, que hace tiempo que no probamos, es la Este-Polideportivo, que es por donde me topé cara a cara con el Cano.

Hoy les contamos la Norte-zona Gabi-huertos, que es una de las más chulas porque, a veces, nos dejan sueltos al Cano y a mí un ratico.

De paso, aprovecho para utilizar algo de la terminología que ya les presenté.

Para empezar la palabra mágica: "¡¡Vamos!!" y en la mente se ilumina nuestro primer objetivo de la tarde, que se puede divisar ya desde la terracica:


El paseo
Ahí es donde depositamos el primer chorrico, más de urgencia que de marcaje.

Doblamos la esquina y enfilamos dirección Norte, directos y decididos, hacia el siguiente jardín.

El paseo

El siguiente jardín está a sólo una calle y llegamos en cuatro pasicos.


El paseo

Tras un breve "¡Espera!" - "¡Vamos!" donde las rayitas blancas llegamos al jardín de arriba.

Ahí sí, ahí hacemos ya una buena operación de marcado.

"Por-aquí por-aquí Cano". Hay que llevar cuidado de no liarse con el árbol.

Estamos en pleno territorio Gabi, hay que estar atentos por si nos ataca su jauría. No es que tenga miedo de ellos, especialmente ahora que llevo al Cano de refuerzo, pero mejor no parar ahí mucho tiempo.


El paseo
Al llegar a la esquina un momento de duda, pues si seguimos Norte (hacia donde mira el Cano en la foto) nos vamos a la zona huertos, y si seguimos Este (adonde miro yo) enlazamos con la ruta Este-Polideportivo.

"Por-aquí por-aquí Pelu". ¡Bieeen!, nos vamos a la Zona Norte-huertos.


El paseo

Esta es la mejor zona, porque no pasan coches de esos y el canalla nos suelta a veces. Llevábamos mucho tiempo sin venir, porque las últimas veces que fuí, como era temporada alta de caza de la liebre y la ardilla (que de ambas hay en esos huertos), yo me escapaba del canalla, me metía por debajo de la valla y me hinchaba a rastrear y perseguir animalejos de estos. Lo que pasa es que el muy canalla del canalla se enfadaba y me regañaba.


El paseo
"¡Pelu! ¡Cano!. ¡Ven aquí - Ven aquí!"

Es fantástico corretear por ahí. Y ahora, que tengo al Cano para echar carreras, no veas. Antes, alguna vez eché una carrera con el canalla, pero con lo gordelio que está no hay color, ni a medio gas tenía que ponerme para ganarle. Con el Cano es otra cosa, que parece que no pero corre un montón el tío.


El paseo
"Venga. Vamos-casica"

Después de unas cuantas carreras arriba y abajo, y una vez bien rastreada la zona, y hechas nuestras necesidades, otra vez las correas puestas y vuelta a casa, andando los dos bien tranquilitos y juntitos, que ya nos sabemos bien el camino de vuelta.

2 comentarios:

Angela dijo...

Hola Pelu y Cano. Me encanta veros tan bien y los buenos paseos que os dais cuando el canalla tiene tiempo. Me voy de vacaciones y voy a estar un tiempo sin leer vuestras historias (aunque procurare entrar a un cibercafe de vez en cuando para no perderme nada). Por cierto, estais guapisimos y teneis unos culetes de los más sexi en vuestras fotos (seguro que teneis a las perrunis locas). Un beso de perro (lametón).
P.D. Si quereis algo de Amsterdam no teneis más que pedirlo.

Verdi el perro dijo...

bonito sitio donde paseais.
que envidia lo de las carreras, claro como vosotros sois dos...
en fin,, igual yo ultimamente no tengo muchas ganas de carreras.
saludos colegas..