4.7.05

Mis muy más mejores amiguitos: Patachula

El Patachula es un una reciente muy más mejor amiguito mío amiguita mía.

Cuando le conocí me dió un susto de muerte. Iba yo pasenado con el canalla junto al huerto ése donde me gustaba escaparme (hace tiempo ya, que ahora no me dejan) para corretear con el Morgan y perseguir liebres, que alguna vimos, aunque no hubo manera de cazar ninguna. Cómo corren las puñeteras...

El caso es que iba yo todo concentrado mirando en busca de alguna liebre al otro lado de la valla cuando me topé cara a cara con Patachula. Estaba intentando pasar la valla por debajo, y estaba medio enganchado, sin poder pasar para adelante ni para atrás. Entre el canalla y yo le ayudamos a salir. Se puso muy contento contenta y estuvo jugueteando un rato con nosotros.

Tan contento se puso Patachula por nuestra ayuda que decidió acompañarnos durante el resto del paseo. No vean lo contento que iba él ella.

Fue entonces cuando me dí cuenta de una cosa, que es la que le ha dado el nombre, pues no sabíamos como se llamaba. Resulta que Patachula tiene pupita en la pata delantera derecha. No sé bien qué le pasa pero apenas puede apoyarla. Tampoco parece que le duela mucho mucho, porque quiere jugar y corretea como puede con tres paticas, y cuando está parada apoya las cuatro patas.

Me dio mucha penita (al canalla, aunque se hace el duro, creo que también) porque al llegar a casa Patachula se quiso meter para adentro él también. Evidentemente, algún malnacido humano (por llamarlo de alguna manera) la había abandonado. Y claro, me dio pena, pero no puede ser. En mi casa ya estoy yo como perrín de la casa. Dos son multitud.

Cuando les miré de reojo ví que el canalla y mi humana ponían cara triste al verla pasar delante de la casa, cojeando pero sin perder la compustura, la dignidad y el buen talante. Los perrines, que somos muy sufridos.

¿No habrá por ahí algún humano que quiera dejarse adoptar por ella?. Es muy simpática y tierna.

Ánimo, Patachula, nosotros te dejaremos algo de comida a escondidas por la esquina del jardín que tú ya sabes.


Mi amiguia  Patachula
Mi amiguita Patachula tiene malita la pata derecha delantera

4 comentarios:

ANGELA dijo...

Por casualidad he encontrado tu blog y estoy encantada. Paso unos ratos muy buenos leyendo tus aventuras y viendo tus fotos. Además, ¿sabes que te pareces a mi perruni Nicolás? Por desgracia se puso malito y se fue al cielo de los perros y lo añoro mucho.
Y ahora el mensaje es para tu "canalla": cuida y mima a Peludo, quiérele aunque sólo sea la mitad de lo que el te quiere a ti y no te arrenpentiras jamás.

Melisa dijo...

Pobre patachula. Si me pasas más información sobre él y un teléfono y/o correo de contacto, prometo difundirlo en SOS animales (una lista animalista en la que hay muchas protes) y meterlo en http://ninemoons.blogspot.com

Lo ideal sería que pudieras acogerlo temporalmente mientras le buscamos entre todos un hogar. ¿No sabes de alguien con un patio o una terracita en la que le pueda tener unas semanas? Los perros pequeñitos y jóvenes tienen buena salida. Y viviendo en la calle le puede pasar cualquier cosa :-/

Pancho dijo...

che, que feo lo de la pata de tu amigo. ¡Y qué bueno que te hagas de tantos amigos, Peludo! ¿No querés ser amigo mío, también?
Yo soy tuerto, nada más.
¡guau!

goldhands dijo...

Hola peludín!!

Me alegro de que te vaya bien, pero lo de patachula...

Yo pido pocas cosas en la vida, pero los coches, sin alerones y los perros con todas las patas!