4.1.05

Perro objeto

Me siento utilizado, humillado y ultrajado. Soy un perro objeto.

Mi humano se ha pensado que los perrines domésticos somos esclavos o algo así. Como ha visto que soy capaz de cosas como encender el aire acondicionado, esconder mi comida estratégicamente, hacer de despertador, ser un maestro del chantaje emocional, jugar al fútbol como Maradona, o memorizar rutas a la perfección, ha decido utilizarme vilmente.

Han dejado de vender prensa en la tienda de la esquina. Ahora, para comprar el periódico hay que irse algo más lejos. Como ya me conozco la ruta a la perfección, ahora, el canalla de mi humano pretende que sea yo solito quien vaya a por el periódico cada día.

No es porque no me sepa la ruta, que me la sé a la perfección, simplemente yo no estoy aquí para hacer recados. ¿Qué se habrá creído?. Y además, los periódicos de la semana todavía tiene un pase, pero... ¿de verdad espera que me traiga los periódicos del domingo, con todos los suplementos y hasta con enciclopedia que vienen y todo?. Este canalla lo que quiere es que me de lumbalgia canina o algo así.

¿Ven como tengo razón cuando digo que es un canalla?. Ahora además añado los calificativos de gandul y esclavista.

Estaríamos buenos, antes muerto que esclavillo.


El chico de los recados se piensa que soy
¡Qué humillación!. Ahora quiere que le traiga la prensa, incluidos los suplementos del domingo

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Duende:
Un torturador, está claro, eso es lo que es..... no te dejes, comete la sección de fútbol que seguro que le fastidia ;)

Anónimo dijo...

No hay derecho. Dónde está el tribunal Internacional de Derechos Perrunos cuando se le necesita. apoyo la idea de comerse la sección deportiva.

Hallofon

Anónimo dijo...

De Pipa:

Escóndele el mando de la tele a ese canalla explotador. Viva el Perrillo Power!!!!!!!!!

Britt Taggert dijo...

STOP blaming other people!