15.8.05

Uno para cada uno

El otro día apareció el canalla con otro juguete verde chillón. Ahora es un follón tremendo.

Cada uno tenemos nuestro juguetico verde. Pero la gracia no está en que cada uno juegue con el suyo, sino en quitarle el juguete al compañero. Lo que pasa es que eso da mucho estrés.

Yo cojo mi juguete verde chillón, y el Cano el suyo. Nos miramos, y los dos codiciamos el del otro. Al más mínimo descuido del Cano suelto el mío y corro a quitarle el suyo. El problema es que él hace lo mismo con el mío y volvemos a estar como al principio. Y así todo el rato.

Yo lo que quiero, y creo que el Cano también, es tener los dos juguetes para mí. Bueno, más que eso, mejor aún, lo divertido es el hecho de quitárselo al Cano, por no hablar del concierto de pito que damos cuando los mordisqueamos los dos a la vez. Pero claro, jode que mientras yo se lo quito al Cano él me lo quite a mí.

Y venga, otra vez vuelta a empezar. Al final, cuando nos hartamos de robarnos el juguete el uno al otro terminamos por resolverlo jugando a las peleas. Eso sí, aprovechando el menor descuido del otro para quitarle su juguete e ir a esconderlo bien escondidito, donde nunca pueda encontrarlo.


Cada uno la suya
Cada uno el suyo... pero codiciando el del otro

2 comentarios:

Verdi el perro dijo...

mmm veo que el amo del peludo siguio el consejo de todos...
pero bueno, ahora habra que ver que pasa...
mientras tu pelu y el cano a jugarrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr
que envida coshina ein...
patota

pestiña, de Brasil dijo...

peludin, mi guapito:
Tenés certeza que sos dos, tu y caño? No será un espejo que tu canalla arreglo solamente pa te dejar loco? mirá, que estos canallas humanos son capazes de todo...

PS: si, todavia, efectivamente, hay dos de ti, puedo imaginar que tendré duplamente más chances de un dia tener a uno de los dos como novio..? :)