31.7.05

Extraterrestres del planeta Saltimbanqui

Unos humanos raros se pasearon el otro día por el barrio. Para mí que no eran humanos del todo, más bien extraterrestres.

Les cuento. A todos les salían de la cabeza varios extraños cuernos de colores que hacían ruido al moverse. Uno tenía una rueda en lugar de piernas, otro era el humano (o lo que fuera) más alto que he visto en mi vida, otro daba golpes a una cosa que hacía ruido. Más allá, otro de ellos lanzaba al aire, a la vez, varios huesos o algo así, los cogía y los volvía a lanzar sin que se le calleran. Al lado, otra extraña de ésas movía unas cintas de colores para todos los lados y todos, todos, vestían con unos colorines de lo más raro.

Al poco pude comprobar que, efectivamente, no eran humanos, sino extraterrestres. Por lo que pude entender de escuchar al canalla, venían del planeta Saltimbanqui y estaban aquí porque estamos "en fiestas".

No sé que será eso de "estar en fiestas", pero debe de ser un estado muy grave, como de acabarse el mundo o algo, pues yo no hacía más que oír tremendas explosiones por aquí y acullá y veía pasar por allí unas cosas muy raras, como coches, pero enormes y con monstruosas figuras sobre ellos, que ladraban un ruido demoníaco a un volumen letal. Música le llamaban a eso algunos de los presentes, aunque el canalla no parecía estar muy de acuerdo. Yo, ya se pueden imaginar, iba loco perdido, ladrándole todo el rato al canalla que nos fuéramos de allí, no nos fuera a pasar algo malo.

Espero que eso de estar en fiestas no signifique el fin del mundo, que es lo que en realidad parecía aquello.

Los extraterrestres del planeta Saltimbanqui
Los extraterrestres del planeta Saltimbanqui

1 comentario:

Verdi el perro dijo...

jo peludo me has recordado que en dos semanas esas cosas que llaman fiestas tambien estaran por aqui, a mas decir, debajo de mi balconcito.
las llaman "la fiesta de la paloma" no se muy bien porque.
a mi no me gustan porque mis paseos se hacer cortitos, hay tantos humanos que tengo que ir con correa e igual me abruman tanto que mejor me quedo en casa.
por suerte duran poco..
saludos colega