7.7.05

Asamblea perruna

A los perrines nos encanta saludarnos cuando nos tropezamos por la calle. Como sabrán, nuestra costumbre es saludar moviendo el rabito alegremente de un lado para otro, mientras inspeccionamos a nuestro colega justo debajo del rabito. La historia de porqué hacemos esa inspección es muy chula y la cuenta Verdi.

El caso es que es un momento muy divertido saludarnos así. Más divertido aún es si nos juntamos varios perrines para saludarnos.

El otro día fue ya el colmo. Coincidimos a la vez Patachula, mi colega al que le dí un abrazo el otro día, Bobby y yo.

En esta ocasión pude, además, darme cuenta de una cosa que antes se me había pasado por alto. Resulta que Patachula no es un perrín, sino una perrina, pero antes no me había dado cuenta, por eso de que siempre que nos habíamos visto había sido de forma rápida y accidentada.

Bueno, no vean el revoltijo que formamos saludándonos todos a la vez. Claro, de la emoción queremos saludarnos todos al mismo tiempo y nos montamos un lío que pa qué.

Vamos, lo que se dice una asamblea perruna.


Asamblea Canina
Ahí nos tienen en plena asamblea

3 comentarios:

Pipa dijo...

Que dice la Veva que si entre humanos fuera tan facil saberse las intenciones...claro que quedaría un poco raro, al de planeta agostini que lo huele y dice "este me quiere vender algo", el testigo de jehová, que huele a incienso...pero los saludos en el trabajo serían muy divertidos! Anda que no se complican los canallas!

Pipa y sus canallas dijo...

HOY TODOS LOS PERRINES SOMOS DOGS DE LONDRES

Brocco dijo...

esto parece un progarama del corazón, verdi... panda de cotillas, de q ladrabais?