30.9.04

El escondite

Me encanta conocer todos los huecos de la casa: registrarlos, olisquearlos, memorizar cada palmo. Lo mejor es hacerlo mientras se está con los humanos. Sí, ya sabemos, son algo canallas, pero uno se siente acompañado y protegido si ellos están cerca.

Lo que pasa es que hay sitios donde no me quieren dejar entrar, los muy discriminadores. Sobre todo, no quieren que me cuele en el sitio ése donde se meten por las noches después de deshacerse de mí y dejarme tirado en mi manta.

Pero no saben que he descubierto una forma de estar con ellos sin que se enteren. El truco consiste en colocarse sigilosamente tras ellos y, justo cuando abren la puerta, entrar por detrás y meterse muy rápido debajo del sitio ese donde duermen, al que llaman cama.

Con razón no quieren que me cuele en esta habitación, los tíos puñeteros tienen un colchón de látex para ellos sólos, mientras que a mí me dejan ahí tirado sobre una manta vieja. Los muy egoísticos no quieren compartirlo conmigo. Y con láminas de madera y todo. Qué gozada tiene que ser tumbarse panza arriba ahí encima.

Esconderse debajo de la cama tiene algo especial. Es un sitio que, además, da sensación de seguridad, y resulta excitante, pues ni se imaginan que estoy aquí y jamás me descubri…

Hummm ¿Qué ha sido esa luz?

¿Qué fue ese fogonazo?
¿Y ese fogonazo? ¿Que pasó ahí detrás?


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola peludo,
Anda que si te llego a ver yo ... te adopt inmediatamente. Pero como se puede ser tan .... (no tengo palabras) y dejar un ser tan "pa' comérselo?!??!?
Yo también adopte un perrito, lo regalaban en el periódico; cuando fuì a recogerlo, me encontré con un superchalet con uan palmera y todo en el jardín, pero Ringo (en aquel tiempo tenía el nombre de un teletubbie) vivía en el jardín llenito de garrapatas y además, era el último de una camada de 12 ... solito ... y su madre en una jaula del jardin , separada de su cachorro "porque estaban todo el día jugando en el jardín" y como comprenderás así no se puede estar.
No comía casi nada cuando llegó, con paciencia y muchos sobornos ... ahora que tiene 5 años está hecho un glotón.
yo ahora vivo en Italia, pero está con mi madre que lo trata a cuerpo de rey, no está casi nunca solo; y ahora vuelvo para 21 días ... no veas lo bien que nos lo vamos a pasar: paseos por la playa, parque, amistades perrunas ... etc.
Le doy muchos ánimos a tu dueño y lo felicito.
Besos.
mariví

Anónimo dijo...

AH, por cierto. Espero que no te importe que te enlace en mi blog.
En todo caso, me lo peudes decir. me encuentras aquí
www.blogs.ya.com/elconsultorio.

Chavalina dijo...

Que qué pasó ahí detrás... que tu amo es un indiscreto, Peludo!
Mira que publicar esa foto... no me extraña que luego no paren de salirte novias por ahí.

Nano Frontera dijo...

juas no había visto tus comienzos y como a mi te gusta ese lugarcito, eh saluditos guau