31.5.05

Encajado

Como ya imagino que todos saben, unos malnacidos me abandonaron hace ya un tiempo y ahora estoy rehaciendo mi vida con unos humanos que, aunque no comparables con los otros, sí que me han salido algo canallas (sobre todo él).

El caso es que de aquella época me han quedado algunas secuelas, como la pérdida de memoria parcial, pues no recuerdo bien lo que pasó exactamente en aquel tiempo.

Me parece que cuando me abandonaron lo hicieron sacándome por las malas del chisme ése en el que me gusta viajar sacando la cabeza por los agujeros de los lados para que me dé el aire. El coche le llaman.

Creo que es así como lo hicieron porque me da un mal rollo terrible que mi humano se acerque a mí para agarrarme con sus manazas y sacarme del coche en volandas. Imagino que ese pánico me viene porque así fue como creeo que se deshicieron de mí: sacándome en volandas y por las malas del coche, pues yo no habría querido bajarme de ahí por las buenas.

El caso es que el otro día, como siempre que vamos a visitar a la abuela y al Leo, me puse a forcejear con el canalla cuando quiso agarrarme para sacarme fuera:

-Ven aquí!
-No, no voy
-Que vengas!
-Que no!
-Que voy a por tí!
-Pues ven
-Ahora te cojo
-Ahora me aparto
-No te escabullas
-Yo me aparto y... ahhhguaauuu ¡¡choff!!

Y ahí que me caí y me quedé encajado vivo entre el asiento de delante y el de detrás. Y con las paticas por alto y todo.

No era la postura más cómoda que se puede uno imaginar, pero en peores me he visto.

-Peludo!! ¡¿qué haces?!
-Pues aquí, tomando el fresco ¿qué pasa?
-Ven aquí!
-Pues sí, ahora sí que lo llevas claro para sacarme

Ý ahí nos tienen, el canalla intentando sacarme, y yo haciendo fuerza para quedarme pegado al suelo.

Al final me sacó, jugamos con el Leo y me lo pasé de miedo. Yo sabía que íbamos a ver al Leo, pero no sé que me pasa, que cuando veo abrirse la puerta y al canalla que viene a por mí revivo el drama y me bloqueo.

Pero vamos, que yo por mí me hubiera quedado en esa postura el tiempo que hubiera hecho falta, menudo soy yo cuando me encabezono con algo...



Ahí me tienen todo encajado vivo
Encajado vivo me quedé y ni me inmuté

5 comentarios:

Blanca dijo...

Llegué a este blog por recomendación de mi amiga Melisa, que me habló muy bien de él. Lo comprobé y desde entonces me rio a carcajadas con las andanzas de Peludo... me encanta!!!!!
Mis más sinceras felicitaciones por el blog a Peludo, a su humana y, por supuesto, al canalla. Me hacéis pasar unos ratos muy divertidos en el trabajo. Mil gracias ;-)

waka dijo...

Peludooo! perdona el offtopic, pero viste esto?

Verdi el perro dijo...

peludo colega, no te dolio quedarte asi?
eso eso sacale la lengua al grandullon.
como te entiendo colega a mi tampoco me gusta mucho el coche pero se que cuando me subo es para divertirme.
patita

hallofon dijo...

Mi perra es lo contrario. Tengo que meterla en el coche a la fuerza. Y en cuanto paro y abro la puerta sale disparada. Bueno, cambio lo de disparada por "a toda la velocidad de la que es capaz"

Peludo dijo...

No, si, en realidad, a mí me encanta el coche, y salir disparado al bajar. Lo que pasa es que, como me emociono tanto, me voy por ahí y me doy una vuelta por el barrio yo sólo, y el canalla va y se enfada. Por eso creo que quiere llevarme bien agarrado en los brazos, para que no pueda darme una vuelta por ahí, con lo que a mí me gusta inspeccionar el barrio, sobre todo si no es el mío. Lo que no me gusta es eso, sólo el que me agarre con sus manotas para bajar del coche. Lo demás me encanta.