5.5.05

Escondiendo tesoros II

El día que estuve en el mar fue muy excitante para mí. Había demasiadas cosas que ver, oler y probar. Mucho espacio para corretear, el mar entero para nadar, otros perrines con los que jugar... En fin, que uno no podía estar en todo.

Como medida de precaución decidí esconder bien escondida mi pelotica, para así no tener que estar pendiente todo el rato de si me la quería quitar o no el canalla de mi humano o cualquier otro que por allí pasara.

Por eso empecé a escarbar con mis paticas. No se pueden vds. imaginar lo bien que se escarbaba en la tierra aquella que hay junto al mar, arena le llaman. Daba un gustirrinín en las almohadillas de mis paticas que pa qué.

Ras, ras, ras, bien, creo que ya cabe. Hummm, qué gustirrín en las paticas. Venga, otro poquito más: ras, ras, ras. Al final en alquel agujero cabía la pelotica y casi yo mismo también. Imaginen cuánto profundicé en aquel agujero que al final hasta salía agua de abajo. ¡¡Estaba escondida el agua allí debajo!!.

Como me dió miedo de que empezara a salirse toda el agua para arriba paré de hacer el agujero y allí escondí la pelotica.

Luego me puse a hacer mil cosas. El tiempo me faltaba para todo. Tanta excitación y tan poco tiempo que hasta me olvidé de rescatarla cuando nos volvimos para casa.

Por el camino me acordé y le pedí a mi humano que volviéramos a por la pelotica. Lloriqueé un poco y todo, e incluso le ladré que debíamos volver. Pero ya se pueden imaginar: ni caso.

Lo más extraño de todo es que esa noche, ya en casa, apareció la pelotica junto a mi arnés de los paseos.

Me quedé muy intrigado sobre cómo pudo haber llegado ella solica a casa. Porque desde luego, esconderla la escondí bien, y nadie más que yo podría haberla encontrado.

Hay que ver, qué misterios tan misteriosos.


Enterrando la pelotica
Tan profunda enterré la pelotica que hasta salió agua del fondo

2 comentarios:

Anónimo dijo...

de Pipa:

Son los Reyes Magos, dicen los humanos...o es que tu jefe no es tan canalla, bien en el fondo.

Chikila dijo...

Po va a sé que tu amo no es tan malo como lo pintas, jajajaja!!!!!

Me he leído tu bló de arriba abajo y te he enlazado, que jartá de reir que me pego contigo!!!!!!