3.6.05

En el suelo fresquito

Por aquí ya hace un calor tremendo. Tanto que resulta muy agradable aprovechar que el suelo está fresquito para aliviarse de los calores.

Un rato se tumba uno boca abajo, con las paticas bien abiertas para que el frescor del suelo llegue a la mayor parte del cuerpo posible, incluidas nuestras partes más íntimas.

Después de un rato así, uno va y se da la vuelta del todo, quedando con la panzota arriba. Para entonces ya suele estar uno bastante adormilado y no resulta complicado dejar que cada parte del cuerpo se vaya para donde considere más oportuno.

Vamos, se pone uno lo que se dice despatarrado vivo.

Pero no, no se equivoquen, no es desvergüenza ni pereza, es sólo para refrescarse de tanto calor que hace.


Panza arriba tomando el fresco
Panza arriba refrescándome en el suelo

2 comentarios:

Lucía Borjas dijo...

Jajajaj que lindo tu blog, yo le había hecho el mío a mi gato, pero es que se fue vivir con su papá...
http://elmundodejacinto.blogspot.com/
vísitalo cuando puedas, saludos!

Verdi el perro dijo...

peludo colega yo cuando hace calor me meto debajo de la cama
aca no hay patio con baldosas como tenes vos.
cualquier cosa es buena para el calor.
saluditos