5.6.05

Simpatía a raudales

Ahora está de moda hacer carteles canófobos. Primero fue el cartel aquél que nos sugería que usáramos el aseo de los humanos. Ahora me encuentro, un par de calles más arriba, otro en la misma línea:


Miren que provocación
Miren qué provocación más grande

Es más, yo juraría que el autor del cartel es el mismo, porque la caligrafía es igualica igualica. Se nota a la legua que los dos humanos tienen la misma letra. Vamos, no hace falta preguntar a un experto para ver que tienen el mismo pulso y trazo. Bueno, y también por la sutil (o no tanto) mala leche: ambos están escritos con la misma simpatía y amabilidad.

Pero lo más curioso es que le humano este va provocando. Porque además del cartelito dichoso, tiene puestas por toda la acera unas gigantes tinajas, de esas que nos encantan a los perrines para echar la gotica en todas y cada una de ellas. Además, esto se lo oí al canalla, el tío puñetero las tiene puestas en la vía pública, que es de todos los humanos (y perrines, añado yo).

A él le molesta que algunos perrines echen ahí su chorrico o se alivien de necesidades mayores (y de verdad verdadera que yo no lo he hecho nunca ahí), pero a los demás no debería molestarles que ese humano inunde las aceras públicas con tinajones gigantes.

Es que van provocando. Yo porque soy muy educadito (sí, sí, no se rían, que lo soy), que si no un día de estos le dejaba un regalito en la puerta a propósito. ¿Tanto trabajo le costaba poner un "por favor"?.

Están locos estos humanos...

2 comentarios:

Pipa y Veva dijo...

Sobre todo, que el muy bruto no sabe redactar, leyéndolo no se sabe si está rogando que le meen o no le meen las tinajas. A lo mejor el pobre tiene un perro que no sabe meárselas y necesita otro que lo haga por él.....

Brocco dijo...

jaja, si, la redacción es un tanto confusa..
pa q veas q lo shumanos tamb ladran.