21.6.05

A mis espaldas

Hoy he pillado al canalla conspirando a mis espaldas.

Como hablaba bajo con el chisme ese raro en la oreja y a mí me ha pillado algo lejos, pues estaba vigilando el barrio desde mi terracica, sólo escuché una parte de la conversación, pero oí bien claramente lo de "cortar el pelo". No sé, me temo que eso va a significar visita a la casa de la mujer mala de verde.

Al poco de esa conversación me ha mirado con ojos extraños... y se ha ido de casa, dejándome aquí tecleando como un tonto. A ver si lo que trama va a ser traerse él aquí a la humana mala de verde. De eso y de cosas peores es capaz el muy canalla.

Bueno, saldré a la terracilla un rato a seguir vigilando el vecindario y consolar así mi pena de soledad.



Acaba de llegar el canalla. Creo que todo ha sido un malentendido, pues se ve que ha ido él solo a la casa de la humana mala de verde, ésa donde le hacen cosas malas a perrines y gaticos, pues ha venido casi sin pelo en su cabezota. Falsa alarma. Uff, que susto.

Lo que me ha dejado desconcertado es que ahora le ha dado por aficionarse a los refranes y, mientras se tocaba con la mano la cabeza, ahora casi pelona, me ha dicho: "ya sabes, 'cuando veas las barbas de tu vecino afeitar, pon las tuyas a remojar', prepárate, que te he pedido hora para mañana". No sé que ha querido decir con lo de remojar las barbas, si a mí ya me bañaron ayer, y eso que les dije bien claro "no, gracias, así voy bien, el año que viene si eso".

En fin, otra rareza más de estos humanos.

2 comentarios:

Verdi el perro dijo...

uis peludo la experiencia me dice que mañana te toca peluqueria.
suerte colega, pero seguro con estos calores te sentiras mejor en tu teracita.
saludos perrunos

almena dijo...

¿qué tal estás ya pelado? ¿fue muy duro?
Quiere al canalla pero no te fíes nunca de él... :-)